MENU1

domingo, 2 de noviembre de 2014

MINA DE PERALEDA DE SAN ROMÁN: MINA MARIALINA

Minas de Peraleda de San Román
Valle del Gualija: San Román y Mina Marialina
El río Gualija nace en las proximidades del pueblo de Navatrasierra, en pleno Sinclinal del Guadarranque, y circula en dirección noroeste hasta desembocar en el río Tajo, hoy Embalse de Valdecañas, muy cerca de las ruinas romanas de la ciudad de Augustóbriga.
Debe su nombre (Río de Alija) a que en su orilla derecha, en un empinado cerro granítico, se levantan las ruinas del castillo árabe de Alija (Hisn Alixa), baluarte de la frontera del Tajo durante la Reconquista.
La ermita de San Román y sus ruinas romanas, el olivar y la explotación minera contigua se localizan a unos tres kilómetros al sur de la localidad de Peraleda de San Román. Se accede hasta la Mina a través de un camino que parte directamente del casco urbano hacia la ribera del río Gualija por su margen derecha. Por encima del viejo olivar se ve el afloramiento de un ancho dique de cuarzo, con las labores mineras y sus instalaciones abandonadas.
Interpretación geológica.
La Mina Marialina se encuentra situada, desde el punto de vista geológico, en el punto de unión del Sinclinal del Guadarranque-Gualija y los afloramientos graníticos del Anticlinal de Valdelacasa.
Se trata de un filón o dique de cuarzo que atraviesa tanto los granitos como las pizarras metamórficas que bordean a éste. La asociación mineral está constituida por cuarzo, barita, galena, esfalerita, calcopirita y malaquita, obteniéndose plomo, cinc y cobre. El filón tiene una orientación aproximada N45ºE, es subvertical y un desarrollo horizontal de casi un kilómetro de recorrido. Todo el yacimiento, así como las rocas encajantes, han sufrido una importante deformación tectónica y la consiguiente alteración por meteorización, lo que facilita la explotación minera.
Puede observarse cómo este filón de cuarzo con minerales metálicos beneficiables industrialmente ha atravesado otros tipos de rocas, como granitos y pizarras metamórficas. Asi mismo, es posible reconocer cómo aparecen las menas de plomo y cobre en este tipo de yacimientos, en los que se demuestra que las rocas también se deforman dúctil y frágilmente, conociéndose a este fenómeno con el nombre de zona de cizalla.
La explotación industrial de la Mina Marialina se efectuó hacia 1871 por una compañía inglesa, mediante un pozo de 80 metros de profundidad y dos galerías subterráneas situadas a 30 y 50 metros de profundidad y 500 m. de recorrido. La última concesión minera data de 1917.
En los fértiles suelos de las riberas del Gualija se establecieron los romanos de la vecina ciudad de Augustóbriga, creando un extenso poblado cuyos vestigios se extienden alrededor de la derruida ermita medieval de San Román. Muy cerca encontramos abundantes escorias de hierro y también una cantera de rocas calizas de donde se extraería la cal necesaria para construir los templos, las murallas y otros edificios de la Augustóbriga romana.

Bibliografía:
. Mapa Metalogenético de Extremadura (2007). Junta de Extremadura.
. http://mineriavilluercasiboresjara.blogspot.com/2009/10/mina-marialina.html

No hay comentarios: